Ser profesor

por | Jul 7, 2022 | Trends | 0 Comentarios

Las carreras asociadas al área de la educación, siempre han sido un gran campo de desarrollo para todas aquellas personas cuya vocación está en la enseñanza tanto a nivel básico o primario, cómo en la enseñanza media o secundaria.

El proceso educativo exige a aquellos que desean emprender el camino de la instrucción un gran compromiso en su formación y una sensibilidad social que les permita ser capaces de establecer las reales capacidades de los estudiantes, diferenciando sus características personales, su ambiente familiar, su entorno social, sus principios valóricos, entre otros elementos, que permitirán lograr el mejor desarrollo individual y colectivo de los alumnos.

La educación es la socialización de las personas a través del aprendizaje. A través de ella se intenta que el individuo logre conocimientos que le permitan alcanzar los elementos mínimos para poder desarrollarse socialmente y para que este desarrollo sea un eslabón de utilidad para la comunidad donde este vive y progresa.

Entonces, que labor juega un profesor, maestro o docente, en este proceso y cuales deben ser las características que debe tener una persona que decida enfocar su vida a la formación de otras personas.

Así como la familia a través de los padres, son el referente de los niños y niñas, y quienes entrega el sistema de valores, modelando actitudes y comportamientos, la escuela o institución educativa debe reafirmar cualidades en sus estudiantes como responsabilidad individual, respeto crítico a la autoridad y por el otro, esfuerzo y mérito personal, la importancia de la adquisición de conocimientos y por supuesto la adquisición de habilidades sociales para el buen desarrollo de cada uno en nuestra sociedad, respetando la individualidad, lo colectivo, la diversidad y las diversas manifestaciones que surgen, permanentemente, en ella.

Por lo tanto, un formador como pieza importante en la educación debe poseer ciertas características que le permitan desarrollar el proceso educativo, de la manera más eficiente y personal, para poder transmitir correctamente el conocimiento.

¿Cuáles son algunas de estas?

 1.- Un profesor siente curiosidad por aprender y tiene interés de enseñar lo aprendido a sus estudiantes.

2.- Un profesor se adapta, permanentemente, a nuevos conocimientos, ve un beneficio en cada uno de ellos y piensa como ponerlos en práctica.

3.- Ve en cada uno de sus estudiantes sus intereses personales, los potencia ayuda en su desarrollo personal y los proyecta a estos en beneficio de la sociedad.

4.- Interactúa creativamente con los alumnos y les enseña a desarrollar sus aptitudes de comunicación verbal, gestual, física, basado en el respeto y las características propias de cada individuo.

5.- Es un líder instintivo, capaz de detectar las potencialidades de cada uno de sus educandos, asignándoles responsabilidades de acuerdo a sus habilidades, y trasciende más allá del aula, organizando y conduciendo el proceso educativo hacia la familia, siendo guía de los padres y referente a los grupos asociados a la escuela.

6.- Ser capaz de conducir al grupo, dedicando tiempo a cada uno de acuerdo a sus necesidades educativas, sin descuidar el avance grupal, observar, atentamente, los procesos para alcanzar las metas u objetivos, ser paciente y resolutivo frente a problemas que se presenten.

7.- Ser un ejemplo en el proceso de la enseñanza, los estudiantes son muy observadores de aquellos modelos sociales, como los padres y por supuesto de sus profesores, es necesario testimoniar de lo que enseñamos, de esa forma se afianzan hábitos.

8.- Ser empáticos, es decir participar de la realidad de otros en este caso de los estudiantes. Esto nos permitirá identificar necesidades.

9.- Tener una mente abierta y dispuesta. Esto permitirá una mirada crítica y objetiva de cada situación y nos permitirá enseñar un proceso que hará que los niños o jóvenes vean y procesen información sin pre-juicios.

10.- Relacionar lo aprendido con la vida cotidiana, hacer de la enseñanza en aula algo representativo de la realidad, asociarlo con nuestras vidas, esto permitirá una mejor asimilación de lo enseñado.

Un buen profesor debe tener paciencia, ser entusiasta por la enseñanza y por sus estudiantes, capaz de seguir aumentando sus conocimientos, generar curiosidad y por sobre todo mirar a sus alumnos como potenciales sujetos de cambio en la comunidad.

Un verdadero pedagogo es aquel que no solo imparte conocimientos, sino que ejerce una influencia moral positiva en sus alumnos. (Sōseki Natsume)

X